Defensoría y Procuraduría ponen contra las cuerdas a Medimás

Mientras que el defensor del pueblo, Carlos Negret, anunció que iniciaría visitas para ver cómo va el servicio, el procurador Fernando Carrillo reafirmó su posición de que la EPS no estaba en condiciones de iniciar operaciones.

A casi cuatro meses de su entrada en operación, la EPS Medimás ya se enfrenta a incontables voces en su contra, que señalan que la atención prestada está lejos de ser la ideal. Las críticas abarcan desde denuncias de sus pacientes , quienes señalan que les han cancelado citas y tratamientos para enfermedades graves, hasta la investigación que acaba de abrir la Procuraduria contra el superintendente de salud, Norman Julio Muñoz, por haber autorizado a la EPS empezar operaciones sin tener una red adecuada para cumplirle a sus usuarios.

Ahora, la Defensoría, en cabeza de Carlos Negret, se une a las entidades que le tiene puesto el ojo a las presuntas irregularidades en el servicio cometidas por Medimás, contra la cual ya pesan 65.000 tutelas, desacatos y sanciones, según su nuevo presidente, Néstor Orlando Arenas.

“Con un solo usuario que no esté bien atendido, no podemos decir que Medimás ha cumplido. Hay algunos avances, pero hasta que no verifique en terreno, el Defensor del Pueblo no podrá dar un parte de tranquilidad”, dijo Negret en la mañana de este miércoles en el marco de la Mesa Interinstitucional para la Defensa del Derecho a la Salud en Colombia.  Pero a pesar de las incontables criticas, MEDIMAS EPS afirma que ya está operando al 100%

Fue de esta manera que el Defensor anunció que el organismo de control y la Superintendencia de Salud comenzarán “una fase de visitas conjuntas a sedes de Medimás en diferentes regiones del país para verificar en terreno la atención que reciben los usuarios y denunciar las falencias que persistan”, según un comunicado de la entidad.

Asimismo, el funcionario de Gobierno aseguró que no le temblará la mano para defender “la vida e integridad de los usuarios de este EPS”, incluso si ello implica llevar sus caso ante un juez constitucional que autorice el traslado de pacientes a quienes se les esté negando la atención médica y el derecho a elegir libremente la EPS en la cual quieren estar afiliados.

Además, Negret le hizo un llamado a las instituciones Fundación Valle del Lili y la Clínica Imbanaco para que “sigan prestando sus servicios de salud a cerca de 180 mil usuarios de Medimás en los departamentos del Valle del Cauca, Cauca, Putumayo y Nariño, sobre todo a aquellos con enfermedades de alto costo como cáncer y VIH”.

Por su parte, el procurador general, Fernando Carrillo, defendió la decisión de la entidad que dirige de investigar al superintendente de Salud. “Medimás no tenía capacidad para operar. No se pueden escudar en que fue un negocio entre privados porque con anterioridad había fallas en el servicio”, dijo Carillo, según información publicada por la emisora Blu Radio.

De acuerdo con la Procuraduría, también está investigando por qué a pesar de los incumplimientos en la prestación de los servicios de salud, la Supersalud no ha iniciado los procedimientos correspondientes para sancionar a la EPS por esas fallas.

tomado de:ELESPECTADOR.COM

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias