El Congreso no prevé abordar el problema de Cataluña hasta el 10 de octubre

El Gobierno registró este lunes en el Congreso de los Diputados la solicitud de un pleno monográfico para que el presidente, Mariano Rajoy, explique su posición respecto a la crisis de Estado abierta tras la celebración el domingo de la consulta independentista ilegal y la actuación de las fuerzas de seguridad para impedirla. La petición fue realizada por el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón con el fin de “informar sobre la posición del Gobierno respecto de la situación política en Cataluña”. Su comparecencia tambié fue solicitada por Podemos a mediados de septiembre con el mismo propósito.

En el escrito remitido el Ejecutivo solicita la convocatoria de ese pleno al amparo del artículo 203 del Reglamento del Congreso que contempla la celebración de este tipo de sesiones plenarias sobre asuntos de especial relevancia. La velocidad de los acontecimientos, sin embargo, choca con la dinámica del Congreso de los Diputados. La Cámara no tiene prevista celebración plenaria durante esta semana, por lo que la comparecencia de Rajoy, que este martes tratará la Junta de Portavoces, puede producirse, como pronto, en el pleno del próximo 10 de octubre, o bien al día siguiente, en el que está prevista la sesión de control al Gobierno. Fuentes del PP consideran lógico que se produzca la próxima semana. De este modo, sin urgencias, la invervención de Rajoy tendría lugar una vez el Parlament hubiese despejado la declaración unilateral de independencia.

La comparecencia podría anticiparse si el Gobierno lo hubierse requerido con carácter de urgencia y así lo decidiera la Junta de Portavoces, a la corresponde la fijación del orden del día de las sesiones plenarias. Para ello, la posición del PSOE y Ciudadanos resulta crucial. A pesar de la gravedad de la situación ho ha sido así. En cualquier caso, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, fijará la fecha una vez oída la Junta de Portavoces.

Según el reglamento del Congreso, tras la exposición informativa de Rajoy en el pleno, los portavoces de cada grupo parlamentarario disponen de diez minutos para fijar su posición y formular preguntas que se contestan “sin ulterior votación”. En casos excepcionales la presidencia puede abrir un turno de preguntas escuetas.

Rajoy anunció el domingo que acudiría al Congreso de los Diputados para dar cuenta del momento político que atraviesa España, agravado con la intensificación del pulso independentista y la intervención de la Policía Nacional y la Guardia Civil para desbaratar la consulta a instancias judiciales. El presidente también dijo que, previamente, convocaría a las fuerzas políticas con representación parlamentaria para constatar el apoyo de que dispone y reflexionar sobre una posible salida a la crisis. Es el primer movimiento propositivo realizado por el Gobierno más allá la aplicación de la ley.

En un momento en el que las estridencias del conflicto han adquirido resonancia mundial, el Ejecutivo trata de reconducir el debate sobre Cataluña desde la calle, donde lo ha situado el Govern con las movilizaciones y el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional, hacia el Congreso de los Diputados, que es la sede de la soberanía nacional.

Fuente: El País.

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias