Harán seguimiento a pesos comprados en casas de Italcambio

El gobernador tachirense José Gregorio Vielma Mora sostuvo que Venezuela inició las operaciones en las casas de cambio respetando la solemnidad y la Tasa Representativa de Mercado de Colombia.

Esta semana, en el mercado cambiario en la frontera colombiana la tasa ha oscilado entre 0.90 y 1.2 pesos por bolívar, pero el gobierno venezolano está buscando que sea 4 pesos.

La apertura de las de las casas de cambio por parte del presidente Nicolás Maduro en Táchira y Zulia para la venta de moneda colombiana, con una tasa que según el gobierno es de 4 pesos por 1 bolívar, ha motivado a miles de venezolanos a efectuar la transacción.

Sin embargo, a medida que se han desarrollado las operaciones siguen surgiendo interrogantes. El gobernador del Táchira, José Gregorio Vielma Mora, hizo la evaluación del desempeño inicial de las tres casas de Italcambios abiertas en San Cristóbal y San Antonio y de las repercusiones que esperan tenga esta figura en el contexto económico de la región.

De acuerdo con el mandatario regional, las casas de cambio que comenzaron a operar “tienen alta trayectoria en el país, más de 40 años que es una experiencia importante”.

“Pero todo el estamento, reglamentación, estadística y evaluación de las personas a las que se le entregue vía electrónica o en efectivo la moneda colombiana será rigurosamente revisado bajo un listado que puede ser del conocimiento público, para evitar que las personas repitan la operación o su oficio sea únicamente ir a cambiar bolívares venezolanos a 4 pesos por bolívar y así crear otra centrífuga en Venezuela”, expresó.

Vielma manifestó que el gobierno está evitando crear casas de cambio sin experiencia, donde no se reconozcan los capitales y sin trayectoria histórica en el ámbito de seguridad, para evitar cualquier tipo de especulación.

Atención a los operadores fronterizos

Respecto a la petición de los Operadores Cambiarios Fronterizos de que sean tomados en cuenta dentro de la nueva política cambiaria, el gobernador señaló que los ha atendido.

Indicó que, incluso, el secretario general de gobierno encargado, Luis Díaz, los acompañó el año pasado al Tribunal Supremo de Justicia, con el objeto de poder resolver su situación por cuanto los operadores se encuentran en un contexto que escapa a las competencias del Ministerio de Finanzas y la Superintendencia de Bancos (Sudeban).

No obstante, espera que los 17 operadores cambiarios resuelvan el problema legal y puedan ser incluidos dentro del plan de compra-venta de divisas puesto en práctica.

“Nosotros queremos romper los esquemas de informalidad y de ilegalidad. En Venezuela debería existir un pronunciamiento de todos los sectores apoyando la decisión del presidente Nicolás Maduro, resaltando nuevamente la incorporación de las casas de cambio como sistema de favorecimiento a las personas naturales o como fortalecimiento del intercambio comercial financiero en la frontera”, recalcó.

Buscar la legalidad

José Gregorio Vielma Mora reiteró que el Banco de la República de Colombia maneja una tasa cambiara de 4.3 pesos por bolívar en Bogotá y eso nadie lo puede discutir, pero en la frontera esa tasa no se lleva a la práctica.

“Tenemos la moralidad, la ética. Si quisiéramos nosotros tener un negocio con este sistema de las casas de cambio, lo hubiésemos colocado a 1 por 1 o 1.2, pero el gobierno quiso colocar el bolívar a 4 pesos, pero eso nadie lo dice, nadie repite, nadie copia, ni lo saca en las redes sociales”.

El gobernador tachirense sostuvo que Venezuela inició las operaciones en las casas de cambio respetando la solemnidad y la Tasa Representativa de Mercado de Colombia.

“La gente no lo creía y lo hicimos, pero pareciera que estar dentro de los parámetros de la legalidad, en una sociedad que está altamente corrompida, fuera una ofensa. Aquí lo que están buscando es que liberemos el bolívar-peso, que se haga lo que le venga en gana a la gente, pero no lo podemos permitir”.

Subrayó que las casas de cambio que comenzaron a operar fueron rigurosamente revisadas, no han recibido sanción de Sudeban, bolsa de valores o de la Unidad Nacional de Investigación Financiera.

Vielma Mora advirtió que si un empleado de las casas de cambio ejecuta una actividad para privilegiar o favorecer a un familiar o un amigo, en contravención a las exigencias, será duramente sancionado, porque desde hace 25 días dos oficinas de la Unidad Nacional de Investigación Financiera están en el Táchira, una en San Antonio y otra en San Cristóbal, para determinar y revisar los movimientos de operaciones.

Igualmente, cada persona que recibe el beneficio de comprar 4 pesos por 1 bolívar, automáticamente pasa a conformar el perfil de alto riesgo, lo cual implica que será evaluada para saber qué hace con el dinero que obtuvo, si se convierte en una centrífuga o agarra los pesos y los cambia para obtener 100, 200, 300 o hasta 400 por ciento de ganancia.

Afirmó que el país también llevará a instancias internacionales el hecho de que en Colombia no haya un cambio legal respecto al bolívar. Para el dirigente oficialista, con ello se están violando normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y de la Organización Mundial de Aduanas.

“Venezuela solo quiere la transparencia, no estamos aquí buscando hacerle daño a Colombia”, concluyó.

Fuente: La Nación

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias