Nairo Quintana El colombiano habló de cómo preparará la cuarta etapa del Tour de Francia.

La cuarta etapa del Tour de Francia 2015 será especial para el colombiano Nairo Quintana, pues afrontará el tramo entre Seraing y Cambrai, que tendrá siete pasos de terreno empedrado de 13 kilómetros, el último de ellos situado a 12 kilómetros de la llegada, un rival más que se le aparece en el intento por ganar la prueba francesa.

Movistar y Quintana ya tienen un plan ideado. Reconocerán los tramos unos días antes, él integrará el lote en dos clásicas en las que el pavé será el invitado especial.

“Me sirve que mi hermano, Dáyer, ya corrió el año pasado la París Roubaix, pinchó, pero se retiró. Él me dice que lo clave es la ubicación dentro del grupo. La verdad, es que ese tema no me preocupa, tengo argumentos para afrontarlo. Sí, es la primera vez que lo haré, pero no es del otro mundo”, señaló el pedalista colombiano. (Lea aquí: Nairo se cayó en la prueba de ruta del Campeonato Nacional.)

Nairo, que disputó la prueba de fondo del Nacional de ciclismo, en la que se cayó en los últimos metros y sufrió un golpe en la espalda y una raspadura en el codo derecho, sin consecuencias graves, afirmó que confía en el equipo que estará con él en el Tour en esa difícil jornada.

“Lo clave es ir adelante, bien ubicado. Vamos a reconocer el terreno, mirar cómo es la jornada, los tramos empedrados. Además, miraremos el tipo de bicicletas que vamos a utilizar, mediremos la presión del aire en las ruedas para este tipo de terreno”, señaló Nairo, que confirmó que disputará la Tirreno Adriático (11 al 17 de marzo), en la que se medirá a los otros favorito al Tour, el italiano Vincenzo Nibali, el español Alberto Contador y el británico Chris Froome.

Para el boyacense, es complicado saber si el pavé, ese día, estará mojado o seco, algo importante a la hora de competir.

“Eso es clave, pues si está mojado el piso, pues las piedras serán un jabón, pero si está seco, mejor. Cuando se moja el piso, la visibilidad no es la mejor, pero eso no lo podemos conocer hoy. Ese día sabremos qué hacer”, dijo Quintana, que disputará dos clásicas con ese tipo de terrenos, Dwars door Vlaanderen y E3 Harelbeke.

Otro ítem importante para la jornada cuarta del Tour será el equipo que los corredores lleve para este tipo de etapas, pero para el colombiano eso no es un problema.

“No me preocupa. Llevaremos un equipo en el que sus integrantes ya han estado en más de 20 ocasiones en carreras con pavé, por lo que ellos serán mis guías. Dios quiera que todo salga bien, que ese día no se presenten percances que nos obliguen a cambiar los planes”, precisó Nairo.

Para su hermano Dáyer, a quien le faltó un kilómetro para ganar la medalla de oro este domingo en el nacional de ruta en Antioquia, lo importante para Nairo es que esté tranquilo y bien adelante del grupo.

“Nosotros corrimos el año pasado, pero esa vez no teníamos un líder para arropar. En cambio, en el Tour, sí lo habrá, y lo ideal es que él vaya adelante, que no esté en la mitad del grupo ni mucho menos atrás”, precisó Dáyer.

Nairo Quintana, sobre la posibilidad de ganar el Tour, algo que ya los colombianos sueñan, luego de su título del Giro de Italia 2014 y del segundo puesto en Francia en 2013, afirmó que seguirá entrenando para cumplir su meta.

“La gente sueña con eso, está ilusionada con que se gane el Tour. Yo solo digo que sigo trabajando para eso, que no bajaré la guardia y que ojalá las cosas salgan como están planeadas”, puntualizó.

LISANDRO RENGIFO
Enviado especial de EL TIEMPO
*Invitado por Fedeciclismo
Rionegro (Antioquia)

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias