Obsesión por Harry Potter en Asia preocupa: crece venta de lechuzas como mascota

Parece que la obsesión por la popular película Harry Potter, que ha inspirado una serie de lucrativos parques temáticos alrededor del mundo, así como tiendas, restaurantes y hasta videojuegos, ha llegado muy lejos en Asia. Científicos de la Universidad de Oxford revelaron –en un artículo publicado en la revista Ecología Global y Conservación– que la lechuza nevada “Hedwig”, quien en la producción británica es el compañero fiel del joven mago, está siendo comercializada ilegalmente para su uso como mascota.

Según relató el periódico The Guardian, la demanda mundial de este pájaro silvestre en el extremo oriente ha aumentado significativamente desde el estreno de la película en 2001. Así lo hicieron saber los investigadores Vincent Nijman y Anna Nekaris, autores de la publicación, al decir que el año pasado, por ejemplo, la cifra de ventas en esta parte del mundo en Indonesia aumentó a más de 13.000, aunque lo más alarmante es que su precio es asequible para la mayoría de las familias de clase media: alrededor de US$10 a US$30. (Lea: Encuentran 91 volcanes bajo la Antártida)

El comercio ilegal de lechuzas ha generado preocupación entre ecologistas, quienes temen que esto podría poner en peligro la supervivencia de estos depredadores distintivos en el continente. “La popularidad general de los búhos como mascotas en Indonesia ha aumentado hasta tal punto que puede poner en peligro la conservación de algunas de las especies menos abundantes”, comentan Nijman y Nekaris.

Los investigadores advirtieron que el ave debe ser añadida a la lista de especies protegidas de Indonesia debido a que el comercio los ofrece como animales “llamativos”, pero una vez que son separados de su hábitat natural mueren con rapidez.

A pesar de esto, al parecer Indonesia no es el único país que se ha percatado del aumento en ventas de este animal por la popularidad de los libros y producciones audiovisuales sobre Potter y su mundo mágico en Hogwarts. En India, un diputado de nombre Jairam Ramesh ha culpado a los aficionados por su papel en la disminución del número de búhos salvajes en el país. “Después de Harry Potter, parece haber una extraña fascinación incluso entre las clases medias urbanas por presentar a sus hijos con los búhos”, expresó.

Otra de las razones por las cuales esta especie está en peligro según conservacionistas, es que esta especie con frecuencia es sacrificada en la India por sus supuestas propiedades medicinales. “Hemos registrado 17 individuos de tres especies, todos los cuales son nativos y protegidos en Tailandia, lo que indica que los animales estaban siendo objeto de comercio ilegal. La mayoría parecía estar en mal estado … con algunos estar al borde de la inconsciencia, lo que sugiere un alto nivel de mortalidad”, añadieron los conservacionistas Serene Chng y James Eaton, todos citados por The Guardian.

El vínculo entre el fenómeno Harry Potter y el incremento en el número de lechuzas que se venden no se puede probar. Sin embargo, la evidencia circunstancial es fuerte. Algunos Búhos que alguna vez fueron llamados Hantu burung en malayo, ahora se conocen como Harry Harry Potter o Harry Potter. Además, muchos de ellos, vendidos en el sur de Asia, hoy se nombran después de personajes de la serie incluyendo Hedwig.

“Hace dos semanas estaba en una exótica cafetería de Bangkok y tenían dos búhos, llamados Hedwig y Harry, y los visitantes podían acariciarlos y tener su foto tomada con ellos, vestidos como Harry o Hermione”, dicen algunos testigos.

La autora de los cuentos de JK Rowling, por su parte, rechazó el uso de esta especie como mascota. “Si alguien ha sido influenciado por mis libros para pensar que un búho sería más feliz encerrado en una pequeña jaula y guardado en una casa, me gustaría aprovechar esta oportunidad para decir con la mayor fuerza que puedo, ‘te equivocas’, los búhos de los libros de Harry Potter nunca tuvieron la intención de representar el verdadero comportamiento o las preferencias de los búhos reales”.

Fuente: El Espectador

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias