Todelar Noticias

Se levantó paro, pero sigue bloqueo indígena a planta de gas

Los U’wa cercaron hace 13 días la planta en Norte de Santander. Veinte trabajadores no pueden salir.

Pese al acuerdo que fue fijado el pasado domingo en el Cauca entre representantes del Gobierno y líderes del paro nacional agrario para lograr el levantamiento de las movilizaciones y bloqueos de vías, indígenas de la comunidad u’wa mantienen el bloqueo en la planta de gas Gibraltar, en zona rural del municipio de Toledo (Norte de Santander).

En medio de las manifestaciones que comenzaron el pasado 30 de mayo en cercanías a las instalaciones de la planta operada por Ecopetrol, permanecen retenidos 20 empleados de la estatal. Los indígenas impiden la salida de los trabajadores y solo han permitido ingresar provisiones: ropa, agua y comida.

Los funcionarios de la petrolera ya completan un mes sin poder salir de la planta, pues antes del bloqueo venían de desarrollar un turno de trabajo de 20 días.

Bladimir Moreno, presidente de Asouwa, señaló que si bien habían fijado su apoyo al paro, su comunidad tiene sus propias inconformidades por el incumplimiento de unos acuerdos que fueron firmados en mayo del 2014, los cuales requieren de una revisión directa con el Gobierno Nacional, que aún no ha tenido contacto con ellos.

El líder indígena señaló que lo convenido en el Cauca no abarca las peticiones que tiene su pueblo y que son exigidas en la protesta que se concentra en esa región de Norte de Santander, en límites con Arauca y Boyacá.

“Nosotros como pueblo nación u’wa tenemos nuestra propia petición para el Gobierno Nacional, que hace parte de un acuerdo que ya fue firmado el primero de mayo de 2014. Entonces, vamos a mantenernos en la planta de gas hasta tanto no se sienten con nosotros”, dijo Moreno.

Según la versión de los indígenas, entre los acuerdos pactados que se han incumplido se encuentra el reconocimiento de títulos coloniales, el saneamiento del resguardo unido u’wa, el resarcimiento por dos billones de pesos por concepto de deuda histórica, y el enterramiento por parte de Ecopetrol del oleoducto Caño Limón-Coveñas a la altura de la vereda La China, en Toledo. Ese último compromiso, según informó la petrolera, ya está en marcha desde hace un mes.

Adicional a las razones del bloqueo en la planta por el incumplimiento a los acuerdos, los manifestantes indicaron que  con ello también se ha iniciado la recuperación de las fincas Santa Rita, Bella Vista y Vega Rica, “invadidas por Ecopetrol” a través de su proyecto de explotación de Gas Gibraltar y gasoducto Transoriente, ubicado en territorio de propiedad colectiva de los u’was.

Entre tanto, la Defensoría Regional del Pueblo ha hecho un llamado para que se establezca lo más pronto posible el diálogo entre las partes para lograr darle salida a la situación.

“Nos preocupan las personas que están allá, que están retenidas y a quienes se les están violando sus derechos, pero también nos inquietan los derechos y los reclamos de los u’wa”, dijo Jorge Villamizar, representante de la entidad en Norte de Santander.

El Defensor Regional dijo que los indígenas han expresado también su reclamo por la indiferencia que el Gobierno Nacional ha mostrado frente a su protesta.

Ecopetrol ha reiterado que aunque el despacho de gas desde la planta en Gibraltar ha sido normal, el bloqueo con el que se impide el relevo de sus empleados pone el riesgo el suministro de gas domiciliario para la capital santandereana, Bucaramanga, y para los cascos urbanos de Toledo, Labateca, Silos y Chitagá, en Norte de Santander.

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias