Termina reunión entre Santos, Uribe y el Papa en el Vaticano

Fuente: ELTIEMPO

Antes de las 7:00 a.m. de este viernes empezó la reunión entre el papa Francisco, el presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe en el Vaticano. El encuentro fue breve. Antes, el Papa sostuvo reuniones por separado con cada uno.

Tanto Santos como Uribe, en los encuentros privados, le entregaron regalos al papa Francisco. Santos le entregó un ‘balígrafo’, y el líder del Centro Democrático, una camiseta de la selección Colombia.

Mientras tanto, el país fija su mirada en Ciudad del Vaticano por la sorpresiva labor de mediación que el papa Francisco asumió al hacer coincidir en ese lugar al presidente Santos y a Uribe.

A esta hora hay expectativa por si al término del encuentro, habrá una declaración formal de los tres.

En Twitter, Uribe escribió que “después de que su santidad” lo acogió con tanta serenidad, hablará en unos minutos. Y a su vez, Santos, no entregó declaraciones a la prensa al salir del Vaticano, porque, por agenda, debe cumplir una cita con el presidente italiano y al término de este encuentro podría hablar del encuentro.

El presidente Santos y el Papa Francisco, ya sostuvieron un primer encuentro, en la mañana de este viernes.
La decisión del Papa de hablar con ellos dos, líderes alrededor de los cuales el país se ha polarizado sobre la búsqueda de la paz, pone de manifiesto un hecho sin antecedentes: el Vaticano buscando un acuerdo político entre los principales sectores políticos en confrontación, para salvar el proceso con las Farc.

Se trata de un viaje de suma trascendencia para ambos dirigentes por la autoridad moral que les inviste su santidad. A pesar de sus enormes diferencias políticas, a Santos y Uribe los une el enorme respeto que les inspira su anfitrión.

La audiencia fue tan sorpresiva que ninguna de las partes confirmó las condiciones de un eventual encuentro simultáneo entre los tres. De hecho, el jueves Uribe anunció en el Congreso que solicitaba un permiso para ausentarse porque el Papa le pidió verlo.

“Voy a procurar llegar al Vaticano, no es fácil, hacia las 10 o 10:30 de la mañana”, dijo Uribe en el Senado. Santos, por su parte, tiene confirmada para la mañana de este viernes la audiencia con Francisco, como parte de la agenda que se programó por la entrega del Premio Nobel de Paz.

Por la distancia y la diferencia horaria, es posible que Uribe llegue apenas con el tiempo justo. De hecho, él mismo lo advirtió:

“A las 10 de la mañana recibí una llamada del secretario de Estado del Vaticano, monseñor (Pietro) Parolin, a preguntarme si me habían invitado a una reunión con el santo padre mañana (viernes). Le dije: ‘no, Monseñor, es la primera comunicación que conozco, y a esta hora ya es muy difícil llegar”, relató Uribe.

Pero hubo varios actores políticos que ayudaron con el avión. Así, por ejemplo, el recién elegido procurador Fernando Carrillo agilizó el viaje de Uribe. Incluso, él mismo lo acompañó hasta el avión que partió en la tarde del aeropuerto El Dorado con destino a Roma.

Parolin, secretario de Estado del Vaticano, le había consultado a Santos la posibilidad de recibir a Uribe. “El presidente Santos de manera inmediata, como ha sido su actitud en los últimos tiempos en la búsqueda de un acuerdo nacional, aceptó”, confirmó el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.

¿Para qué será la reunión? Fuentes de entero crédito le confirmaron a EL TIEMPO que se trata de abordar un solo tema: la paz de Colombia. “Ojalá que ese encuentro le traiga resultados positivos al país”, añadió Cristo.

Sobre los hombros de Santos y Uribe recae políticamente la reconciliación en el país, por las fuerzas que tienen en el Congreso.

Tras la firma del nuevo acuerdo de paz, la refrendación en Senado y Cámara de lo pactado y el aval de la Corte Constitucional para dictar leyes de manera expedita para llevarlos a la realidad, toda la discusión llega al parlamento.

Allí, Santos tiene unas mayorías contundentes, pero Uribe también tiene un poder sólido. No solo por su bancada de 20 senadores, sino porque él representa a una enorme cantidad de colombianos.

De hecho, Uribe se opuso a los acuerdos de paz a tal extremo que le dio la vuelta al resultado del plebiscito, que, según todas las encuestas, sería ganado por el ‘Sí’. El ‘No’, aunque de manera estrecha, se impuso, creándole a Santos su mayor revés político.

María del Rosario Guerra, senadora del Centro Democrático, reveló a El TIEMPO que Uribe viajó con la mejor voluntad. “El presidente Uribe nos dijo que bajo ninguna circunstancia le haría un desaire al santo padre”. A la cita, Uribe va con el mismo documento que hace unos días le envió al Papa con sus reflexiones sobre el proceso de paz.

Para Cristo, la audiencia de este jueves en el Vaticano es clave para que “en Colombia, se pueda avanzar” en algo en lo que ha insistido el Gobierno desde la firma del acuerdo de paz en el teatro Colón, “que es la necesidad de un acuerdo nacional para la implementación de los acuerdos de paz”.

La expectativa en Colombia es enorme. Este será el tercer encuentro del año entre el expresidente Uribe y el presidente Santos, pero esta vez bajo la mirada de su santidad.

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias