Una modelo se tatúa el ojo y ahora lucha por no perder la vista

¡Que levante la mano quien sabía que se podía tatuar la parte blanca del globo ocular! Estoy seguro que más de uno se ha quedado con la misma sensación de grima que nosotros cuando hemos visto la imagen. Y es que sí, parece que hay una moda que consiste en pintar esa parte del ojo que, solo de pensarlo, da miedo que alguien pueda hacerlo. El proceso es conocido como “tinción de la esclerótica” (sí, así es como se llama esa zona) y, a pesar de que es un procedimiento común en quienes practican el transformismo corporal extremo, algo fue realmente mal para esta modelo de 24 años y ha decidido ir contando su historia en las redes, la cual se ha hecho viral.

Tal y como podéis ver en la primera fotografía, el día que procedió a realizarse la tinción el color no dejaba de salir de su ojo. Continuas lágrimas moradas que brotaban del ojo que poco a poco se fue hinchando y que permaneció así durante 3 semanas. El globo ocular estaba infectado y los médicos le advirtieron que podría perder la vista si no seguía a rajatabla el tratamiento. Ahora ha decidido contar su historia en Facebook y está mostrando su evolución en este último mes.

La hinchazón parece haber remitido, pero la esclerótica de la modelo sigue produciendo intermitentes lágrimas moradas lo que provoca un gran dolor a la joven, la cual asegura que parece mejorar en su visión. Eso sí a pasos muy lentos.

Ahora quiere avisar a quien tenga intención de hacer algo parecido que cuente con las consecuencias de lo que le puede pasar: “No comparto esto con vosotros para causar ningún problema, lo hago para advertiros de que os aseguréis quién os hace este tipo de tatuajes y de que los hagan de la forma más correcta. Yo confié en alguien que me aseguró tener experiencia (cuando no era cierto). Fue mi culpa creer en él”.

Ese “él”, en realidad se trata de su exnovio, el cual presionó a su chica para que se hiciera ese tatuaje. ¡ERROR! Al parecer, en declaraciones a la revista “TIME”, Gallinger aseguró que este chico cometió una gran cantidad de errores, como no mezclar la tinta con una solución salina antes de inyectarla en el ojo. Por otro lado, usó una aguja grande en lugar de una pequeña, por lo que la tinta se inyectó dentro del globo ocular, en lugar de en la conjuntiva Y, por si fuera poco, le hicieron una única incisión de 10 minutos de duración, cuando hay que ir inyectando en pequeñas dosis, poco a poco.

Pero, ¿cómo se hace este tipo de tatuaje?

No es un tatuaje al uso, ya que no se usa una máquina de agujas directamente en el ojo. Hay que usar una pequeña aguja para inyectar la mezcla de la tinta con la solución salina justo debajo de la membrana de mucosa transparente conocida como conjuntiva, cubriendo así la parte frontal blanca del ojo, alineándose con el interior de los párpados.

Según los expertos en tatuajes, es un procedimiento que es realmente peligroso y que, tal y como se ha comprobado en este caso, puede llegar a causar muchos problemas, ya no solo de visión, sino que incluso se puede llegar a perder el ojo.

La modelo está a la espera de una cirugía para que le retiren la mayor cantidad de tinte que los médicos puedan y rebajar así el dolor y la hinchazón.

Fuente: Science Alert | Time Magazine

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias