En Colombia hay 350 mil venezolanos

Los colombianos son, desde los años 70, la principal nacionalidad extranjera en Venezuela. Ahora, motivados por la crisis, regresan a su país, modificando el paisaje poblacional y convirtiéndose, en últimas, en una nueva fuerza electoral.

En los meses previos al referendo revocatorio contra Hugo Chávez en 2004, llegó a su fin uno de los principales problemas de la relación bilateral entre Colombia y Venezuela. El entonces presidente venezolano creó una misión bolivariana, nombre de sus famosos programas sociales de choque, para regularizar la situación de miles de colombianos que residían en el vecino país: algunos de ellos llevaban más de veinte años viviendo como ilegales.

Dicha decisión dejó atrás uno de los asuntos más complejos de la relación entre ambos estados. Durante años, cientos de miles de colombianos pasaron la frontera huyendo del conflicto armado o en busca de mejores oportunidades económicas, finalmente la diferencia favorable del bolívar frente al peso y la estructura económica asistencialista generosa en subsidios, hacían mucho más fácil ser pobre en Venezuela que en Colombia.

La “misión identidad” permitió que los colombianos residentes en Venezuela y muchos habitantes de la zona de frontera Colombiana lograran adquirir la cédula de ciudadanía venezolana, lo que inmediatamente les daba la posibilidad de acceder a un amplio portafolio de políticas sociales que impulsaba el gobierno chavista: misiones bolivarianas en educación, salud, abastecimiento, entre otras.

Los nuevos venezolanos se convirtieron en uno de los fortines electorales del presidente Chávez, ya fuera por gratitud, porque creían en el proyecto político o incluso por oportunidad, estos ciudadanos colombo-venezolanos apoyaron decididamente al líder de la Revolución Bolivariana y se convirtieron en uno de los factores que le permitieron al presidente continuar en el poder, en 2004, y ganar las elecciones presidenciales por una abultada mayoría en 2006.

Hoy, muchos de estos colombo-venezolanos están retornando ante la conjunción de crisis política, económica, social y humanitaria que vive el hermano país.

Y lo hacen con sus familias: esposos, hijos, suegros y amigos, muchos de ellos con doble nacionalidad o con la posibilidad de reclamarla.

La situación se ha revertido. Colombia hoy se proyecta mejor a pesar de los retos que implica el posconflicto y la negociación con el Eln; incluso, por primera vez en la historia el peso tiene un mayor poder adquisitivo que el bolívar: veinte mil bolívares, el billete de mayor denominación, puede representar menos de cinco mil pesos colombianos.

El reto es más grande de lo que las autoridades colombianas han dimensionado y demanda medidas de orden estatal para resolver las solicitudes de estos ciudadanos que retornan con sus familias y amigos.

En el terreno político los colombo-venezolanos se convertirán en un factor importante en las próximas elecciones de Congreso y Presidencia.

Incluso podrían llegar a elegir su propio candidato para que los represente en el Senado o la Cámara de Representantes y los candidatos presidenciales tendrán que fijar una posición respecto de la segunda ola migratoria más importante de la historia del país.

 

Con información de elespectador.com-los-colombo-venezolanos-regresan-para-cambiar-el-pais

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias