Así canta México con Bernardo Rivera

La agonía de las curules de paz en el Congreso

La creación de 16 curules especiales y transitorias en la Cámara de Representantes, acordada con las Farc en La Habana, sufrió este martes un golpe en la plenaria del Senado que la dejó en un estado de agonía del que solo un milagro podrá salvarla.

El hecho sucedió cuando se votó la conciliación del proyecto de reforma constitucional que les da vida, la cual no consiguió los votos suficientes para salir adelante.
Mientras algunos partidos políticos insistieron enfáticamente en que el proyecto está literalmente muerto, otros sectores más optimistas –como el Gobierno y la mesa directiva del Senado– afirmaron que aún había posibilidades de salvarlo.

Las 16 curules de paz son un acuerdo alcanzado entre el Gobierno y las Farc y su objetivo es reparar a las víctimas en los lugares más afectados por el conflicto armado.

Según sus reglas, para competir por ellas no se podrán presentar los partidos políticos –incluido el de las Farc– y su elección se dará por dos periodos, es decir hasta 2026.

Sin embargo, desde el principio del debate de esta reforma transitoria a la Constitución los partidos políticos han presentado reparos a la existencia de estas curules argumentando que estas no serán para las víctimas en realidad, sino que serán tomadas por actores ilegales.

Dentro de lo acordado en La Habana dice que estas curules buscan reparar a las víctimas del conflicto y resarcir el abandono estatal en varias regiones del país. Pero algunos sectores han denunciado que las Farc terminarán quedándose con estos escaños.

Oposición
El turno de este martes para oponerse al proyecto fue para los partidos Conservador y Cambio Radical, los cuales votaron en contra de la conciliación de esta iniciativa y provocaron que no se alcanzara la votación exigida, es decir 51 votos por el sí. La votación alcanzó solo 38 por el sí y 17 por el no.

La antesala del debate fue una propuesta de los conservadores en la que solicitaron votar negativamente el informe presentado en la plenaria del Senado.

El vocero de esa colectividad en el Senado, Juan Diego Gómez, dijo que hay “un hecho real” y es que las Farc “ya consiguieron sus curules mínimas en Cámara y Senado” y que el mapa donde están ubicados estos escaños “coincide plenamente con el de la actividad del narcotráfico”.

Su argumento recibió un refuerzo por parte del senador por Cambio Radical Germán Varón, quien aseguró que en la “motivación” del proyecto se hablaba de unas curules para las víctimas y que si realmente quisieran respetarlas, “les hubieran entregado los escaños de manera directa”.

Lo que se concilió en la reglamentación de la JEP
Organización de víctimas llevará casos a la CPI que no entrarán en JEP
‘Logramos un acuerdo con el Fiscal en dos temas fundamentales’: Rivera
El salvavidas
En la noche este mismo martes, la subcomisión designada por el Senado para analizar la situación y buscar una salida a la confusión jurídica determinó que el proyecto de conciliación será sometido de nuevo hoy a votación en la plenaria, para tratar de salvarlo.

Además, el ministro del Interior, Guillermo Rivera, anunció la presentación del concepto de un jurista que, según anticipó, “aclarará dudas jurídicas sobre el trámite del proyecto”.

La estrategia de salvamento de las 16 curules será reforzada mediante la presencia del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y la cúpula militar, quienes revelarán un plan de vigilancia especial en las circunscripciones donde se harían esas elecciones, que sería puesto en marcha de inmediato.

Rivera desestimó también este martes la colaboración ofrecida por el expresidente Álvaro Uribe y su partido para salvar el proyecto, y dijo que cualquier otro camino jurídico para ello “no tendría tiempo para realizarse”.

Uribe, enemigo del proceso de paz, en todo caso ofreció prestarse para un “acuerdo rapidísimo” de salvamento, que habría implicado impulsar un nuevo proyecto.

Uribismo, en contra de la reforma política
Las palabras de este martes del expresidente Álvaro Uribe, jefe máximo del Centro Democrático, fueron la palada de tierra que le faltaba a la reforma política para terminar de ser enterrada en el Congreso.

En una breve referencia a este proyecto, que pasa por su último debate en la plenaria del Senado, Uribe dijo lo que muchos esperaban: “La reforma política no le trae ningún beneficio a la paz ni a la democracia, ojalá prescindieran de ella”.

Aunque los uribistas no han apoyado la totalidad de los proyectos de la implementación del acuerdo de paz, el pronunciamiento de su jefe máximo es una orientación que muchos estaban esperando.

Varios observadores habían advertido que uno de los beneficiados con la posibilidad de que los congresistas migraran de un partido político a otro –conocida como transfuguismo– y que está en este proyecto sería el Centro Democrático.

La inclinación de algunos sectores de ‘la U’ y del Partido Conservador hacia las toldas uribistas es uno de los temas más comentados en los pasillos del Capitolio.

‘La clase política no está dispuesta a reformarse’: Elisabeth Ungar
Por 88 votos contra 7, aprobada participación política de ex-Farc
Proyecto de reforma política, a punto de hundirse
Por ello, muchos esperaban que, si se habilitaba el transfuguismo, varios congresistas de estos partidos políticos comenzarían a hacer fila para ser incluidos en las listas que el Centro Democrático presentará al Congreso para el 2018.

Sin embargo, la referencia de Uribe confirmó que el proyecto de reforma constitucional, el cual hace parte de la implementación del acuerdo con las Farc, está más muerto que vivo, en el Legislativo.

La posición uribista se suma a la carta que impulsó el senador por ‘la U’ Mauricio Lizcano y en la que quedó certificado el rechazo de más de 40 senadores de diferentes partidos políticos, sin incluir a los uribistas, que son 20.

EL TIEMPO supo que el Gobierno y algunos sectores políticos se movían con premura este martes en el Legislativo para salvar al menos el artículo que habilita a los movimientos políticos que acrediten un mínimo de afiliados para avalar candidatos.

Esto con el fin de cumplir con el acuerdo de paz alcanzado en La Habana, ya que esta disposición es la única que está contenida en lo pactado con las Farc.

No obstante, el ambiente entre los senadores está más inclinado al hundimiento de la reforma política que a su aprobación, algo de lo que parece ser consciente, incluso, el mismo gobierno.

La plenaria del Senado tiene previsto continuar hoy el debate de la iniciativa, aunque el futuro del proyecto está seriamente comprometido.

Fuente: El Tiempo

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias