Las arañas más aterradoras del planeta

Prácticamente todas las arañas son carnívoras (se alimentan de grillos, cucarachas, moscas, pájaros y vertebrados pequeños…), pero existen algunas -muy pocas, eso sí- especies herbívoras (como la saltarina Bagheera kiplingi, una araña de Centroamérica que solo come plantas). Los científicos están convencidos de que aún quedan especies asombrosas por descubrir. Por el momento, se conocen aproximadamente 43.000 tipos de arañas en todo el mundo y solo en Australia existen más de 4.000 especies de arañas.

Aunque hay personas que sufren de aracnofobia, lo más llamativo de todo es que a pesar del pánico que pueda provocarnos verlas, las arañas consideradas como más aterradoras son inofensivas para el ser humano. De hecho, se dan más casos de heridas causadas por reacciones de miedo ante la visión de una de estas arañas que por picaduras de araña.

Un curioso estudio publicado en 2012 en la revista The Science of Nature, reveló que si todas las arañas del planeta se coordinaran y comenzaran a comerse a los seres humanos, tardarían menos de un año en hacerlo e incluso pasarían hambre, pues entre todas comen el equivalente a 400-800 millones de toneladas al año en presas.

Fuera de suposiciones, si tuviéramos que destacar una araña por su picadura mortal esta sería sin duda la araña Atrax robustus. Esta araña australiana, conocida también como araña de Sídney, es una de las arañas con la picadura más potente del mundo, pues sus colmillos son incluso capaces de atravesar un zapato humano. La araña bananera (Phoneutria nigriventer) es otra de las que destaca por su veneno letal. Es agresiva, grande (ocupa la palma de la mano), rápida y tan venenosa que la cantidad de veneno necesario para matar a un ratón de 20 gramos es de apenas 6 microgramos por vía intravenosa. Para algunos científicos, es la araña más tóxica del mundo. Para otros, un espécimen peculiar, pues en los hombres provoca un efecto secundario un tanto curioso: la toxina produce una erección de 4 horas mínimo de duración; eso sí, es dolorosa y puede conducir a males mayores si no recibe tratamiento.

Sin embargo, las arañas que vamos a ver hoy destacan no tanto por su toxicidad, sino por su aspecto. Un solo vistazo a estas arañas –con aumento, pues la mayoría son de nimio tamaño-, hará que te sorprendas una vez más de las maravillosas criaturas que podemos encontrar en la naturaleza.

Araña elefante (Maratus elephans)
Dentro de la especie de la especie de arañas pavo real -consideradas de las más bonitas gracias a sus vistosos colores y al baile que los machos realizan para llamar la atención de las hembras-, en 2015 un equipo de científicos de la Universidad de California en Berkeley (EE. UU) presentó el descubrimiento en Australia de varios ejemplares no conocidos. Entre ellos se encuentra la bautizada como araña elefante, hallada en Sídney por el fotógrafo Jürgen Otto, que presenta en las solapas traseras de su cuerpo lo que parece ser la silueta de un elefante. Se trata de una araña muy pequeña, apenas unos 3-5 milímetros, por lo que es necesario el uso de una lupa o una lente potente para percibir su particular belleza. Es curioso que cuando la araña no lleva a cabo el cortejo, dobla su zona corporal de exhibición cerca de su abdomen.
Crédito imagen: Jürgen Otto

 

Araña cara de ogro
El género más común de la familia de las Deinopidae es el Deinopis. Estas criaturas son conocidas como arañas cara de ogro precisamente porque presentan unos grandes ojos que recuerdan a esta criatura mitológica. Las arañas cara de ogro o arañas gladiadoras se encuentran en todas las regiones tropicales y subtropicales del mundo, sobre todo en Sudamérica, África y Oceanía principalmente. Miden unos 2 centímetros y tienen fundamentalmente hábitos nocturnos. Sus llamativos ojos les sirven para ver mejor en la oscuridad. Como curiosidad, para cazar a sus presas tejen una especie de red entre sus patas y esperan a que esté a una distancia adecuada para echarse encima de la presa atrapando a su víctima con la red, al igual que los gladiadores romanos reciarios, los luchadores de la red.

Araña cazadora gigante
La araña cazadora gigante (Heteropoda maxima) es la araña con patas más grande del mundo. Para que nos hagamos una idea, su longitud puede llegar hasta 30 centímetros. El motivo por el que es capaz de crecer hasta tan magno tamaño es un misterio para los científicos.
Con un aspecto similar al de un cangrejo, estas arañas suelen esconderse en cuevas, de ahí que su crecimiento sea lento pero contundente (las presas escasean en el exterior). Se alimenta de ranas y grillos. Habita únicamente en Laos.
Crédito imagen: BARNYARD BETTY’S RESCUE

Araña Goliat come pájaros
Si nos fijamos en sus piernas, la araña goliat come pájaros es la segunda araña más grande del mundo. Sus patas pueden abarcar un pie humano completo y hace un extraño ruido al moverse debido a su tamaño, una especie de sonido metálico como si de los cascos de un caballo se tratara. Esta colosal araña puede matar a un pequeño mamífero, inyectando un veneno a través de sus colmillos.

Araña trampera

La mayoría de las arañas de estafamilia se dedican a construir madrigueras trampa para apresar a sus víctimas. Esta araña abunda en las regiones cálidas, aunque también pueden encontrarse algunas especies en países templados. La salvedad es que su tamaño es bastante menor. ¿Cómo prepara la trampa? Primero, la araña abre en el suelo un agujero de forma cilíndrica y bastante profundo, de 30 a 60 centímetros y de varios centímetros de ancho, y lo tapa con una especie de puerta de papel de seda y tierra, un camuflaje perfecto. La araña se queda en el fondo del agujero. En cuanto un insecto se acerca, sale, lo captura rápidamente y lo arrastra hasta el fondo para disfrutar de su manjar. Suelen ser de color negro o color café.

Tarántula azul cobalto
Nos centramos ahora en la tarántula azul cobalto (Haplopelma Lividum Cobalt Blue). Esta araña es agresiva y rápida y de gran tamaño. Su cuerpo llega a los 10 centímetros de largo y sus patas pueden llegar a medir 30 cms. Su veneno no provoca graves daños en el ser humano, pero la mordedura es bastante dolorosa.

 

Araña lobo
Simplemente aterradora. La araña lobo (Lycosa tarantula) no necesita trampas o trucos para atrapar a su presa pues es un corredor ágil que utiliza la fuerza bruta para acabar con cualquier desaprensivo que se acerque a su entorno. La coloca en su espalda antes de darle el mordisco fatal. Esta araña cazadora podemos encontrarla en todo el mundo y es la mayor araña del viejo continente. Las hembras miden de 27 a 30 mm y los machos de 19 a 25 mm. Pero no nos preocupemos. A pesar de ser grande, es raro que pique a un ser humano, pues ante un enemigo más grande que él suele esconderse/huir.

Tarántula babuina naranja

La tarántula babuina naranja (Pterinochilus murinus) es una especie de tarántula localizada en las regiones del centro y Sur de África. Esta araña posee todas las características que probablemente no querríamos ver cara a cara en una araña: un cuerpo grande y peludo, un par de poderosos colmillos negros, una mordedura venenosa, un torso con cuernos, y ocho patas que le permiten agarrarse a donde sea necesario.

 

Fuente: Muy Interesante

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias