Rajoy traslada al PP que usará la Constitución y el código penal para impedir la independencia

“Mano firme y sin complejos frente al independentismo”. Este es el mensaje que Mariano Rajoy ha trasladado este lunes a la dirección del PP durante una reunión mantenida en Génova, según ha resumido Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación. Solo unas pocas horas antes de que Carles Puigdemont comparezca este martes en el Parlament, donde podría declarar unilateralmente la independencia de Cataluña, el presidente del Gobierno y su partido han endurecido el tono, a modo de advertencia. “En la historia, las declaraciones de independencia de Cataluña han acabado muy mal”, ha recalcado Casado, que ha citado cuatro frases pronunciadas por Rajoy ante los dirigentes del PP: “Vamos a impedir la independencia de Cataluña. Tomaremos las medidas para impedirlo que sean necesarias. La separación de Cataluña no se va a producir. El Gobierno hará todo lo que haga falta para que así sea”.

El Ejecutivo tiene sobre la mesa diversas opciones legales: activar el artículo 155 de la Constitución, que le permitiría obligar a la Generalitat a volver a la legalidad; aplicar la Ley de seguridad nacional; o intentar que el Congreso apoye la declaración del Estado de emergencia o del Estado de sitio. Al tiempo, el Gobierno considera que Puigdemont y el resto de políticos que están impulsando la independencia de Cataluña podrían estar incurriendo en dos delitos tipificados en el código penal: sedición y rebeldía.

“El presidente Rajoy nos ha dicho que va a hacer todo lo que sea necesario, sin renunciar a ningún instrumento que la Constitución y el código penal prevén y que será suficiente”, ha explicado Casado. “Si se hiciera lo que nadie quiera que se haga [declarar la independencia], la respuesta va a ser con mano firme, sin complejos”, ha añadido. “No cabe ni el apaciguamiento ni la mediación internacional”, ha subrayado. “No tenemos nada que ceder ni negociar con los golpistas. El que lo declare, lo mismo acaba como el que lo declaró hace 83 años”, ha rematado, comparando a Puigdemont con Lluís Companys, que declaró la independencia y fue encarcelado por ello. El líder popular ha aclarado después a los periodistas que con estas palabras se refería justamente al juicio y encarcelamiento de Companys por declarar la independencia en 1934, de la que han transcurrido los 83 años a los que se ha referido, y no a su posterior ejecución por la dictadura franquista en 1940.

El Gobierno afronta estos días decisivos contando con el apoyo del PSOE y de Ciudadanos. Aunque el PP tiene los votos suficientes para activar el artículo 155 en el Senado, donde goza de mayoría absoluta, la dirección de este partido, y el propio Ejecutivo, consideran que lo deseable es adoptar esa decisión contando con la complicidad de las dos formaciones que han formado un bloque constitucionalista frente al soberanismo.

Fuente: El País

Dirección: Avenida Ciudad de Arauca,   No 22-21 - Teléfono 8856009 - 8852824

Boletines de Noticias